Con su propio cinturón el padre de Leo, Martín Ezequiel Álvarez Giaccio, se quitó la vida. El prófugo más buscado de España se habría suicidado el mismo día que asfixió a su hijo de dos años en un hotel de Barcelona, según informaron fuentes de la investigación a cronica.com.ar.

Los Mossos d'Esquadra, la policía catalana, encontró el cuerpo colgando de un árbol en una zona boscosa entre Barcelona y El Prat de Llobregat. El lugar es cercano del aeropuerto donde Álvarez fue visto por última vez cuando entraba el pasado 24 de agosto luego del crimen en el Hotel Concordia.

Si bien se esperan los resultados de la autopsia para confirmar la sospecha que él se mató el día del crimen, el cuerpo tenía la misma ropa con la que se ve a Alvarez en las cámaras de seguridad cuando escapaba poco antes que llega la policía junto a su ex mujer. A ella le había mandado un mensaje que decía: "Te dejo en el hotel lo que te mereces".

Con la pericia se determinará de manera oficial la causa de la muerte y la identidad. Se tomaron huellas dactilares. Los peritos de la policía que trabajaron en el lugar en principio descartaron la presencia de otra persona. 

 Desde la noche del crimen el argentino era buscado intensamente y se había dado el alerta a Interpol. 

El acusado no había mantenido contacto con sus allegados, las cámaras de seguridad lo captaron accediendo al aeropuerto, pero se había comprobado que no había tomado ningún vuelo al menos con su pasaporte español. En cuanto al argentino no lo había renovado, hacia 20 años que no vivía en el país, y varios que no regesaba ni de visita.

A los días del crimen, cuando no hallaban ningún rastro de él a pesar de la intensa búsqueda, de la publicación de las posibles apariencias que podría tener, incluso con y sin barbijo, la hipótesis que barajaban es que se había quitado la vida.

Esta presunción tomó fuerza cuando en su casa se halló el pasaporte, según explicaron fuentes de a investigación. Igualmente se mantuvo la custodia sobre la mamá del nene, de quien se protegió su identidad y solo se supo que desde Francia viajó una hermana para acompañarla. No se descartaba  la posibilidad de que él buscara atacarla.

Si existía  la posibilidad de que hubiese salido del país por tierra. Pero si bien no se descartaba nada por lo que se iba avanazando en la investigación tomaba fueza la hipótesis del suicidio. Tampoco hubo movimientos en sus cuentas bancarias.

No hay registro de cómo ese día salió del aerupuerto. El taxista que lo llevó, al ver su cara en los noticieros lo reconoció y se presentó a declarar. El chofer sostuvo que le había dicho que lo esperara 15 minutos pero, como no regresó, se marchó.  Al no tener ticket de vuelo por los protocolos de la pandemia no podría haberse movilizado demasiado dentro del aeropuerto. La sospecha es que llegó caminando a la zona boscosa.

Aquel 24 de agosto pasó el día en la pileta con el nene a quien había ido a buscar pocos días después de la separación. El pequeño fue hallado en la habitación del séptimo piso, en el distrito de Sants-Montjüic, con la cara amoratada. Los servicios de emergencias no pudieron hacer nada por salvarlo. 

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos