Corea del Norte afirma que no puede pagar una deuda de 121.500 dólares que tiene con la ONU por las sanciones que le impuso el Consejo de Seguridad en 2017, informó este lunes un portavoz de Naciones Unidas. 

Las autoridades dicen no ser capaces de transferir el dinero porque su Banco de Comercio Exterior, que gestiona la mayoría de transacciones en divisas extranjeras, quedó afectado por las restricciones establecidas en agosto del año pasado. 

La misión diplomática norcoreana en la Organización de las Naciones Unidas denunció en un comunicado que estas sanciones son “ilegales” y le impiden “honrar sus obligaciones como Estado miembro de la ONU

La organización internacional se comprometió a “trabajar con ellos para encontrar una forma de pago”, explicó el portavoz Stephane Dujarric.  

Una solución sería que Corea del Norte abriera una cuenta en la institución bancaria UN Federal Credit Union, que usa la mayoría de trabajadores de la ONU

Los países que no saldan sus deudas con Naciones Unidas pueden perder su derecho a voto en la Asamblea General, si los pagos atrasados suman más de dos años de contribuciones. 
Actualmente hay ocho países en esta situación: República Centroafricana, Dominica, Guinea Ecuatorial, Granada, Libia, Surinam, Venezuela y Yemen.