El número de afectados por el Coronavirus de Wuhan en China superó a los de la epidemia de SARS en 2003, ya que según las cifras oficiales, hay más de 6.000 casos desde que se detectó esta enfermedad hace un mes y medio, y el número de víctimas mortales llegó a 132.

Datos aportados por la Comisión Nacional de Sanidad china, indican que se recuperaron 104 pacientes, mientras que los casos sospechosos rondan los 9.239. Las infecciones continúan su escalada en la provincia de Hubei, donde se encuentra la ciudad de Wuhan y foco de la epidemia: en las últimas 24 horas se confirmaron 840 contagios, más de la mitad de los nuevos casos y casi 60.000 personas se encuentran bajo observación. En tanto, Tíbet, la única provincia hasta ahora libre del brote, informó de su primer caso sospechoso.

Según las autoridades locales chinas, la mayor parte de los fallecidos en este brote son personas de más de 60 años que padecían otras enfermedades crónicas previas. En Wuhan, bloqueada por cuarentena desde el jueves pasado, comenzaron las primeras evacuaciones de extranjeros, pese a que en una reunión en Pekín con el presidente chino, Xi Jinping, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, puntualizaba que no lo consideraba necesario.

Un avión fletado por el Gobierno japonés aterrizó en Tokio con 206 ciudadanos de esta nacionalidad a bordo, otro de EE UU también despegó de regreso a ese país con diplomáticos y otros residentes de Wuhan a bordo y la Unión Europea anunció que enviará dos aviones para recoger a ciudadanos europeos. Además, Australia indicó que se plantea evacuar también a sus nacionales, que pasarían la cuarentena en la remota isla de Navidad. El Gobierno de Filipinas también quiere repatriar a sus ciudadanos.

El virus se expande por el mundo (Twitter).

El jefe del equipo de investigación chino contra la enfermedad, el neumólogo Zhang Nanshan -experto en la lucha contra el SARS-, calculó que el brote de la nueva enfermedad podría alcanzar su pico en diez días o menos, en una entrevista concedida a la agencia de noticias china Xinhua.

“Es muy difícil predecir con rotundidad cuándo llegará a su pico. Pero creo que lo hará en una semana o diez días, y desde entonces no habrá aumentos (de casos) a gran escala”, declaró el especialista, que considera apropiadas las medidas que su país tomó para prevenir la propagación del virus.

Medidas

Además del bloqueo a Wuhan y otra quincena de ciudades en Hubei, con una población total de 46 millones de personas, China suspendió numerosos servicios de tren y autobús de largo recorrido y prorrogó las vacaciones de Año Nuevo hasta el próximo lunes para reducir al mínimo los desplazamientos. También emprendió una campaña casa por casa para localizar a posibles infectados, y para instruir al público sobre la necesidad de comprobar posibles síntomas diariamente durante dos semanas.

Ya son 132 los muertos (Twitter).

Cabe destacar, que el coronavirus 2019-nCoV puede provocar neumonía con síntomas como fiebre alta, tos seca, dolor de cabeza y dificultad para respirar. Su periodo de incubación medio es de tres a siete días, con un máximo de 14. Los científicos chinos confirmaron que, a diferencia del SARS, es posible el contagio durante la incubación.

Ver más productos

Cuarentena y niñez: todo para acompañar a los más chicos

Cuarentena y niñez: todo para acompañar a los más chicos

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena, encierro y libertad

Cuarentena, encierro y libertad

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Días en casa: aprendé astrología

Días en casa: aprendé astrología

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

La historia del robo del siglo

La historia del robo del siglo

Necesitamos un Ruido de Magia

Necesitamos un Ruido de Magia

Ser hincha es contagioso

Ser hincha es contagioso

Ver más productos