La canciller alemana, Angela Merkel, fue puesta en cuarentena en su casa después de que un médico con el que tuvo contacto diera positivo por coronavirus, ha informado su portavoz Steffen Seibert.

El vocero dijo que la mandataria se someterá a pruebas en los próximos días y continuará con su trabajo desde casa por el momento.

La noticia se produce minutos después de que la propia mandataria anunciara las medidas restrictivas que prohiben reuniones de más de dos personas.

La restricción fue adoptada para contener el brote de coronavirus y no afecta a las personas que comparten domicilios.