En las últimas horas, el estado brasilero de San Pablo anunció dos semanas de cuarentena con cierre de comercios, bares, restaurantes y toda actividad recreativa, además de un toque de queda nocturno para evitar el colapso de su sistema sanitario.

Minutos antes, el estado de Paraná, fronterizo con la Argentina, había anunciado que su sistema de salud está colapsando por falta de capacidad hospitalaria ante la avalancha de pacientes que necesitan camas de terapia intensiva a causa de la segunda ola de coronavirus, una situación similar a la de Santa Catarina y Mina Gerais.

Ayer ya había sido un día sombrío para el país con una caída histórica de algo más de cuatro puntos en su economía, un récord de más 1.640 muertes en un día por coronavirus y varias ciudades fronterizas con la Argentina con sus sistemas públicos de salud colapsados por la pandemia. Pese a todo ello, el Gobierno federal del presidente Jair Bolsonaro sigue sin asumir la responsabilidad de la doble crisis sanitaria y económica que sacude al país y hoy se limitó a defender el plan de vacunación y a oponerse a mayores medidas de confinamiento.

La mayoría de la población no respeta las medidas de prevención. 

Sin embargo, en el país la situación sigue deteriorándose y obligando a los estados a tomar medidas. "Estamos al borde del colapso tanto en San Pablo como en Brasil. Necesitamos coordinación nacional, algo que no hace el gobierno federal", pidió el gobernador paulista, Joao Doria, al anunciar la fase roja para el estado más afectado por la Covid-19 en Brasil desde el sábado hasta el 19 de marzo.

La medida excluye de esta suerte de lockdown de baja intensidad a las escuelas públicas y privadas, que deberán estar abiertas para acoger a los estudiantes en caso de que necesiten acudir a clases presenciales y no se opte por el sistema remoto.

El aislamiento social promedio diario en el estado de San Pablo es de 39%, cuando el ideal es cercano al 70%.

Según cifras oficiales, 60.381 personas han muerto en San Pablo, con 2.068.616 casos confirmados, y esta fue la peor semana de la pandemia, con 468 muertes en 7 días. Por eso, Doria también impuso un toque de queda nocturno de 20 a 5.

El cierre a partir del sábado incluye a parques públicos, plazas, playas, clubes, gimnasios, shoppings, teatros, cines y bares y restaurantes, estos últimos autorizados a vender para llevar o entregar.

El colapso se produce en el peor momento de la pandemia en Brasil, con más del 4% de la población vacunada desde el 17 de enero, al menos diez capitales provinciales con una situación crítica hospitalaria y con una ley aprobada anoche por el Congreso que permite a estados, municipios y privados comprar vacunas independientemente del Gobierno federal.

Paraná tiene una ocupación general de 92% pero del 97% en el oeste, en la región de la Triple Frontera Brasil-Argentina-Paraguay, donde la situación es crítica para el sistema público y privado.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos