Mientras el mundo está pendiente y preocupado por el avance de la variante Delta, un grupo de científicos de la Organización Mundial de la Salud ( OMS) comenzaron a analizar una nueva variante del Covid-19, denominada como "Mu", la misma fue detectada por primera vez en enero de este año en Colombia, según informó el organismo de la ONU.

La nueva variante B.1.621, según la nomenclatura científica, fue calificado por los profesionales como "variante de interés", indicó la OMS en su boletín epidemiológico semanal sobre la evolución de la pandemia.

La variante Mu fue detectada por primera vez en Colombia en enero pasado, y desde entonces se le ha encontrado en otros países suramericanos y Europa.

Esta cepa del covid-19 presentó mutaciones que podrían indicar un riesgo de "escape inmunitario" o resistencia a las vacunas en los primeros estudios que se le fueron realizados. Asimismo, desde el organismo destacaron que se requerirán de nuevos análisis para lograr comprender con mayor claridad cuáles son sus características.

"Si bien la prevalencia mundial de la variante Mu entre los casos secuenciados ha disminuido y es actualmente inferior a 0,1%, su prevalencia en Colombia (39%) y Ecuador (13%) ha aumentado constantemente", señaló la OMS.

En tanto, todos los virus, incluido el SARS-CoV-2, causante de la coronavirus, llegan a mutar con el paso del tiempo y en la mayoría de estas mutaciones tienen poca o ninguna incidencia en las características del virus.

Sin embargo, algunas mutaciones pueden afectar las propiedades del virus e influir en lo que respecta en la gravedad de la enfermedad que provoca, la eficacia de las vacunas o en su capacidad de propagación, medicamentos u otras medidas para combatirlo.

Desde que se identificaron nuevas variantes del virus desde el 2020, la OMS las fue clasificando según el nivel de riesgo que las mismas representaban para la salud pública mundial.

Fue así como el organismo de la ONU llegó a caracterizarlas como "de interés" o como "preocupantes", a fin de jerarquizar las actividades de vigilancia e investigación a nivel mundial.

En ese sentido, hay que destacar que solo cuatro de las variantes han sido calificadas por la OMS como "preocupantes", incluidas la Alfa y la Delta. En tanto, las otras cinco fueron calificadas como "de interés", incluida la reciente detectado Mu.

Por último, esta nueva cepa recibió el nombre de "Mu", debido a que la entidad adoptó las letras del alfabeto griego para denominar las variantes y facilitar así su identificación para el público no científico y evitar la estigmatización asociada con el país de origen.