Con el objetivo de limitar la difusión del coronavirus, que ya provocó 233 muertos y 5.061 infectados en Italia, el gobierno de ese país cerrará la región de Lombardía y pondrá en cuarentena a 16 millones de personas. La medida prohibirá entradas y salidas de la región septentrional de Lombardía a y otras 11 provincias cercanas, que también se han convertido en una “zona roja”.

Estas son Módena, Parma, Piacenza, Reggio Emilia, Rimini, Pesaro, Urbino, Venecia, Padua, Treviso, Asti y Alessandria.

El decreto establece el cierre de todos los gimnasios, piletas y centros termales en las áreas recién mencionadas, así como museos, centros culturales y estaciones de esquí.

Según informaron, los centros comerciales deberán estar cerrados los fines de semana y también se extiende la clausura de los colegios hasta el 3 de abril.

Además quedaron suspendidas las clases y todos los eventos, tanto en lugares públicos o privados como partidos de fútbol, misas o casamientos. El aislamiento de estas zonas se sumará al de los diez municipios lombardos y el pueblo de Vo Euganeo (en la vecina región del Véneto), donde cerca de 50.000 personas están en cuarentena desde hace 15 días.