La escalada de violencia que se vive entre Jerusalén y la Franja de Gaza alcanzó un pico de tensión este lunes, cuando el movimiento islamista Hamás lanzó más de 400 cohetes hacia Israel. La Cúpula de Hierro, el sistema de escudo aéreo israelí que es clave en su defensa, logró detener el 90% de estos proyectiles, evitando la muerte de miles de civiles.

La Cúpula de Hierro (Iron Dome en inglés) es el arma más poderosa en la defensa antimisiles del país frente a amenazas externas. El sistema fue desarrollado por el Gobierno de Israel a través de la empresa estatal Rafael Advanced Defense Systems y está preparado para interceptar y destruir cohetes lanzados desde una distancia de hasta 70 kilómetros, lo suficiente para protegerse de cualquier proyectil proveniente de la Franja de Gaza, del Líbano, Siria o Irán.

El Ministerio de Defensa israelí divulgó las imágenes sobre cómo el sistema interceptó este lunes un misil de Hamas sobre Ashkelon. En las últimas horas, varios usuarios compartieron en redes algunos de los videos que lograron captar durante la operación defensiva del escudo.

El último reporte señala que hubo al menos dos muertes y unos 70 heridos en la ciudad israelí cercana a la Franja de Gaza. Hamas afirmó hoy que disparó 130 cohetes contra la ciudad de Tel Aviv, en respuesta a la destrucción por parte de Israel de un edificio de unas 12 plantas en ese territorio palestino en el que dirigentes del movimiento islamita tenían sus oficinas.

Una década en funciones

"El sistema multimisión contrarresta eficazmente cohetes, morteros y proyectiles de artillería, así como aviones, helicópteros y vehículos aéreos no tripulados a muy corta distancia", señala la compañía responsable por la fabricación del escudo en su página web.

Este año, la Cúpula de Hierro cumplió diez años en funcionamiento, tiempo en el que logró interceptar más de 2.500 proyectiles y estableció una tasa de éxito superior al 90%.

El 7 de abril de 2011 el escudo interceptó su primer misil lanzado desde la Franja de Gaza hacía la ciudad israelí de Ashkelon, con una población de 130.000 habitantes. Un año después frenó más de 500 amenazas disparadas desde Gaza hacia diferentes partes de Israel.

"Iron Dome ha desempeñado un papel fundamental en todos los conflictos desde entonces, al evitar que miles de cohetes golpeen a Israel, desde pequeños hasta grandes morteros y cohetes con diferentes alcances y ojivas", destaca la empresa hebrea.