Un hombre en Tabasco, México, necesitaba recaudar plata para una operación a la que debía someterse de urgencia y también para pagar los gastos del tratamiento contra el cáncer de estómago avanzado que padece. Es por eso que no dudó en rifar su camioneta, pero cuando el ganador se enteró por qué realizó el sorteo, tuvo un gesto que lo hizo emocionarse

Hay situaciones inesperadas que llevan a las personas a tomar decisiones que casi con seguridad en otro momento no lo harían. Además, cuando hay una enfermedad personal o de un familiar o amigo cercano de por medio, lo material pasa a un segundo plano.

El protagonista de este suceso es Juan Manuel Vidales, quien vive en Huimanguillo. Tabasco. Al hombre se le diagnosticó hace poco tiempo que padece cáncer de estómago y que precisa someterse a una intervención quirúrgica lo antes posible, pero el costo de la operación era elevado y por eso organizó una rifa para recaudar fondos. El premio mayor que ofreció fue su camioneta, el único vehículo con el cual se transporta desde su casa hasta el hospital.

Luego de varios días, finalmente llegó el día del sorteo, el cual se realizó el 26 de diciembre pasado, en una transmisión en vivo en sus redes sociales y el premio mayor, su camioneta  Chevrolet 400 SS, lo ganó un joven llamado Marco Polo Rodríguez.

En la transmisión, el hombre decidió ser el mismo quien le entregara los documentos de su vehículo al joven ganador de la rifa e incluso les agradeció a todos los que participaron porque con su apoyo había recaudado lo suficiente para pagar la operación. Me siento muy a gusto, muy contento de tener vida para entregar este premio. Seguiremos luchando porque la vida sigue adelante”, reflexionó Vidales, quien se veía visiblemente emocionado.

En ese momento, el ganador del sorteo tuvo una gran gesto con él y decidió regresarle la camioneta y los documentos. En la grabación, el joven con los papeles en mano le indica que ya había decidido de antemano qué iba a hacer con el premio mayor: “se la quiero regalar a usted”, destacó. Además, explicó que decidió regresar la camioneta para que pueda seguir yendo a su tratamiento con tranquilidad. Las palabras del muchacho emocionaron a todos los presentes.

Ante esta acción de Marco, Juan Manuel no pudo contener las lágrimas por la emoción y debieron pasar unos segundos hasta que finalmente se pudo recuperar y mostró su enorme agradecimiento por el gran gesto solidario sus amigos.

“Me siento bendecido por Dios y muy agradecido con mi amigo Marco y su hijo que me hicieron ese bonito regalo que para mí es una bendición tan grande. Siento mucha emoción porque ellos saben lo que fue para mí arreglar el vehículo y personalizarlo, ponerlo bonito para uno y yo lo sacrifique pero ellos con su bonito corazón me lo regalaron, sentenció.

"Hermoso gesto", "Amo la verdadera humanidad", "Que buen gesto del ganador", "Estas acciones de un joven nos da una gran lección". "Un abrazo para Juan Manuel y oraremos por su pronta recuperación", "Los ángeles existen", fueron algunos de los comentarios que dejaron los usuarios en la publicación de la cuenta de Twitter @Surviverscancer , quien compartió este emocionante gesto.

Ver comentarios