Una cámara de vigilancia de una cafetería de Kent, mostró como Michael Reynolds, de 33 años, se acercó a la ventana del bar y pidió un café. El hombre aprovechó que era de madrugada y no había nadie alrededor, para entrar por la ventana y amenazar a Madeline Guinto, la barista de 30 años, con un cuchillo.
 
Melanie Giunto, la barista que sufrió la agresión

Posteriormente, la llevó a un callejón oscuro cercano para intentar violarla. En ese momento, pasó un automóvil, el agresor se asustó y se escapó corriendo.

La detective que trabaja en el caso, Melanie Robinson, expresó que se trata de "un cobarde que se aprovecha de mujeres que trabajan en ese tipo de situaciones".

Al día siguiente de hacer pública la grabación, la Policía arrestó al delincuente que tenía un extenso historial criminal, incluida una condena de 10 años por robo, de la cual había sido liberado en septiembre pasado.