Un tren de pasajeros descarriló en la provincia de Sevilla, en el sur de España, presuntamente a causa de las fuertes lluvias en la zona, lo que provocó una veintena de heridos, tres de ellos graves, según informó el servicio de emergencias regional.

 
El descarrilamiento del tren de media distancia, que realizaba el trayecto entre Málaga y Sevilla, se produjo a las 10:00 hora local (6:00 en la Argentina) a la altura de la localidad sevillana de El Arahal debido a las condiciones meteorológicas adversas, de acuerdo con un comunicado de Adif, el gestor del servicio ferroviario.

 

El accidente afectó al tercer y último vagón del convoy en el que viajaban 79 pasajeros, y dejó un saldo provisional de 21 heridos, tres de ellos graves, de acuerdo con el servicio de Emergencias 112.
 
Adif indicó que los pasajeros que se encuentran en buen estado fueron trasladados por carretera a su destino, y que mientras permaneciera interrumpido el tráfico en la zona, la empresa ferroviaria Renfe ofrecería un plan alternativo de transporte para cubrir el trayecto.
 
A raíz del accidente, la presidenta regional de Andalucía, la socialista Susana Díaz, pidió explicaciones a Adif a través de su cuenta de Twitter, por haber reabierto el servicio cuando previamente se había interrumpido debido a las incidencias causadas por la lluvia.
 
"Deseo una pronta recuperación a los heridos y exijo que ADIF explique por qué decidió reabrir la línea en esas condiciones", escribió Díaz.