Identificaron a la dueña de la plantación pero continúa libre.

Vecinos de California advirtieron una llamativa y extraña obra en costrucción en San Bernardino, llamaron a la policía y, cuando ingresaron al lugar, encontraron una bodega abandonada con 35 mil plantas de cannabis, equivalente a unas 8 toneladas de esta sustancia.

Efectivos confiscaron más de 8 mil kilos del estupefaciente y pusieron fin a la organización narco. Además, lograron a detener a ocho personas. 

El inmueble llamó la atención de los vecinos porque no entendían por qué una bodega abandonaba estaba siendo equipada con una cerca metálica de casi cuatro metros, puertas fortificadas, una gran pared de concreto y cámaras de seguridad.  

Luego de allanar el lugar, encontraron hileras de plantas bajo lámparas de calor y un potente sistema de irrigación. Determinaron que la cuenta de electricidad excedía los 67 mil dólares mensuales.  

El teniente de la policía Mike Madden manifestó que nunca en su vida había visto algo así y detalló que había diferentes salas para procesos de hidratación, filtración y ventilación.

En tanto, la dueña de la propiedad, Stephanie Smith de 43 años, aún no fue arrestada y está siendo investigada.

La dueña de la propiedad.