La intención de cruzar hacia Estados Unidos de Óscar Martínez Ramírez terminó arrebatándole su vida y la de su hija Valeria, de casi dos años. Ambos murieron ahogados a orrilas del Río Bravo, a la altura de la ciudad de Matamorros, al norte del estado de Tamaulipas, en México, donde sus cuerpos fueron retratados en una fotografía que conmocionó al mundo. 

La madre del migrante salvadoreño, Rosa Ramírez, aseguró que le pidió a su hijo que abandonara su deseo de llegar al país estadounidense por "la dificultad de cruzar la frontera".

La mujer, apenada, lamentó la muerte de su hijo y de su nieta, quienes fueron víctimas de "lo que todos ya saben". "Estamos pidiéndole a Dios porque es el único que nos puede dar esa fortaleza", explicó la madre del cocinero salvadoreño de 25 años.

El migrante y su hija, la foto que conmocionó al mundo (Foto: AP).

Según relató Ramírez al diario La Prensa Gráfica de El Salvador, el hombre murió ahogado en el afluente porque intentó rescatar a su hija, antes de que fuera arrastrada por la fuerte corriente. Los cuerpos fueron hallados el pasado lunes boca abajo y cubiertos por unas ramas a orrillas del Bravo.

Lo que alertó a las autoridades estatales, militares y personal de Protección Civil fueron los gritos y la desesperación de la esposa y madre de los fallecidos, Tania Vanessa Ávalos, de 21 años, quien luego narró como el padre y la nena se ahogaron en el afluente

El Salvador prometió repatriar los cuerpos

El presidente de ese país, Nayib Bukele, aseguró que pagará el traslado de los cuerpos, una cifra que ronda los 150 mil pesos mexicanos; y confirmó que la familia recibirá apoyo económico. "Algún día, terminaremos de construir un país donde no pasen estas cosas y donde migrar sea una opción y no una obligación. Mientras tanto, haremos lo que más podamos. Dios nos ayude", tuiteó.

 

La canciller de El Salvador, Alexandra Hill, manifestó que su deseo es que los tratantes de personas sean "castigadas con todo el peso de la ley", ya que "abandonan, extorsionan y engañan" a los migrantes que buscan un mejor futuro en los Estados Unidos, el cual tiene "una ruta llena de peligros".