En el feroz incendio que le costó la vida a decenas de personas en un centro comercial de la ciudad siberiana de Kémerovo, figuran 41 menores entre fallecidos y desaparecidos.

Los primeros datos de la investigación arrojaron que el foco del incendio se inció en la planta superior del centro comercial, donde se encuentran las salas de cine y los espacios de ocio infantil. Por esta razón, el techo se desplomó, siendo el causante principal de las muertes registradas.

Según informan los medios rusos, algunos menores llegaron a Kémerovo en grupos escolares desde otras ciudades y localidades rusas para celebrar el inicio de las vacaciones de primavera.

"No puedo irme, no puedo respirar"

Un grupo de 12 menores llegaron de la aldea de Treschovski, en la región de Kémerovo, acompañados por su maestra y dos adultos. De ellos, solo dos alumnos se quedaron en casa.

Después de las cuatro de la tarde, algunos nenes comenzaron a llamar a sus familiares y a decir que estaban en una sala de cine en llamas sin poder salir.

Cuando se desató el incendio, las vías hacia la salida principal quedaron bloqueadas por el fuego, motivo por el cual las autoridades gubernamentales y familiares de sobrevivientes iniciaran una megademanda.

"A las 16.11, justo después de empezar el incendio, llamó mi sobrina Vika desde el cine. Me dijo que todo está ardiendo, que las puertas están bloqueadas: 'No puedo irme, no puedo respirar'", la familiar de una nena.

"Le dije: 'Vika, quítate todo, respira a través de la ropa'. Y me dice: 'Dile a mi madre que la quería. Diles a todos que los quería' y se desconectó", agregó la mujer, que volvió a llamar a la menor, pero ya no respondió.

Una fuente del colegio de Treschovski informó que creen que todos sus alumnos murieron, mientras se desconoce el destino de los adultos. Algunos medios apuntan que los adultos lograron sobrevivir, porque, tras dejar a los jovenes en el cine viendo dibujos animados, se fueron a dar un paseo por el centro comercial.

Entre los desaparecidos figura también un grupo de menores de la ciudad de Tomsk, según confirmó el vicegobernador de la región de Kémerovo, Vladímir Chernov.

Así fue el homenaje a las víctimas del incendio