La policía autonómica de Cataluña detuvo a 17 personas, la mitad menores de edad, relacionadas con una serie de robos violentos ocurridos en Barcelona durante el fin de semana.

Los arrestos se produjeron en el marco de las fiestas en el barrio del Clot, cuando "varios grupos de personas aprovecharon la gran cantidad de gente para cometer los robos", detalló en un comunicado el cuerpo de los Mossos d'Esquadra​​​.

Once de las detenciones se realizaron en la noche del viernes al sábado, cuando los agentes localizaron a un grupo de jóvenes que se organizaron para robar durante un concierto.

Una víctima, a la que los detenidos se enfrentaron, alertó a los efectivos policiales, que detuvieron a ocho menores de edad y tres individuos de 18 años de nacionalidades española, rusa y rumana.

En la misma noche fueron alertados de un hombre que realizó tocamientos a una joven, que también fue detenido por un delito de abusos sexuales.

Durante la madrugada del sábado al domingo, los agentes arrestaron a otras seis personas por presuntos robos violentos e identificaron a unos 20 posibles implicados.

Según la Policía, todos los detenidos utilizaban el mismo modus operandi, que consistía en "rodear a las víctimas para intimidarlas" y "haciendo uso de una violencia gratuita con el objetivo de asustarlas y robar sus pertenencias".

Los autores de los hechos actuaban con capuchas para no ser identificados, pero fueron localizados gracias a la colaboración ciudadana, indicó el cuerpo policial.

Los sindicatos de los Mossos llevan semanas denunciando un aumento del incivismo y la violencia en la ciudad, incluso contra los propios agentes.

Seis policías resultaron heridos en la noche del domingo, después de ser atacados por un grupo de un centenar de personas para impedir que detuvieran a un ladrón.

Por estos hechos fueron detenidos cuatro hombres y una mujer de nacionalidad española de entre 21 y 31 años, aunque la Policía está buscando a otros relacionados con el ataque.

Fuente: Sputnik