Una maestra de 29 años fue detenida luego de haber tenido sexo con dos de sus alumnos; uno de 13 y otro de 14 años, ambos de una escuela del Distrito Escolar Independiente de Clear Creek, en el estado norteamericano de Texas.

Samantha McFerrin está acusada de agresión sexual agravada contra un adolescente de 14 años, y de agresión sexual contra un adolescente de entre 14 y 17 años. Según informa KTRK-TV, la víctima de 14 años fue forzada a tener relaciones sexuales en la camioneta de su agresora en por lo menos 15 ocasiones.

Samantha fue echada del colegio (Facebook).

En cuanto al menor de 13 años, fue incitado a realizarle sexo oral en el aula a su profesora de matemáticas, luego de que esta le comprara una computadora para que aceptara mantener una relación "tranquila". En consecuencia, McFerrin pasó unas horas en la Cárcel del Condado de Harris y posteriormente salió bajo fianza.

No obstante, mientras espera la realización del juicio estará obligada a llevar un monitor electrónico con el que las autoridades se asegurarán de que no escape, además de que tiene prohibido acercarse a cualquier estudiante y fue despedida en cuanto la noticia se dio a conocer.

Samatha espera el juicio con una tobillera (Twitter).

En cuanto al cómo se enteró la policía, distintos agentes dieron con mensajes en los que la maestra enviaba fotos de ella desnuda a sus víctimas, tras recibir información sospechosa de "comunicación inapropiada". Gracias a ello descubrieron que el adolescente de 14 años estaba siendo abusado desde el 2018, así que las autoridades temen que tenga que recibir terapia psicológica.

McFerrin trabajó en el colegio como maestra de matemáticas de octavo grado y entrenadora de baloncesto desde julio del 2016. En caso de ser declarada culpable, podría enfrentar una pena de entre 5 y 99 años de prisión por el delito grave de primer grado, mientras que por el delito grave de segundo grado esperaría de entre 2 a 20 años más.