Italia ofreció este sábado una despedida sobria y solemne a las víctimas del derrumbe del puente de Génova, en un funeral de Estado boicoteado por la mitad de las familias de los 40 muertos confirmados, mientras rescatistas anunciaron el hallazgo de nuevos cuerpos entre los escombros. 

Los 19 féretros que participaron del acto (AFP).

En una inmensa sala de Génova transformada en capilla ardiente estuvieron alineados 19 féretros, rodeados por un puñado de familiares cada uno y coronas de flores. Destacaba el féretro blanco de Samuele, de 8 años, que murió junto a sus padres cuando iban a tomar un ferry hacia Cerdeña. 

Samuel es la víctima más joven del accidente (AFP)

La solemne ceremonia católica duró poco más de una hora en un gran salón del centro de exposiciones de Génova, en presencia de los más altos funcionarios de Estado y de miles de habitantes de esta ciudad-puerto del noroeste italiano. 

La ceremonia religiosa tuvo un rezo para los musulmanes fallecidos (AFP)

Durante el acto también se rezó una oración salmodiada en la que se escuchó cuatro veces "Allah akbar" (Dios es el más grande) en medio de un silencio respetuoso, en un paréntesis previsto en homenaje a dos víctimas albanesas musulmanas. 

Familiares y amigos de las víctimas se hicieron presentes en el sepelio (AFP).

Largos aplausos siguieron a la lectura de los nombres de los 40 muertos identificados y la mención de las víctimas aún sin identificar. 

Duelo nacional

El gobierno decretó este sábado día de duelo nacional. Por la noche los monumentos nacionales -entre ellos los emblemáticos Coliseo, Fontana di Trevi y plaza del Capitolio de Roma- apagarán las luces. 

La liga de fútbol italiana, en tanto, suspendió los partidos que debían disputar los dos equipos de Génova y en todos los estadios se guardará un minuto de silencio mientras los jugadores llevarán un brazalete negro en señal de luto. 

"Yo perdí a un amigo pero vine por todas las víctimas", contó un habitante de Génova, Nunzio Angone, que ingresó al funeral por la entrada reservada a los familiares de las víctimas.

La mitad de las familias de las víctimas optó por funerales privados para despedir a los suyos tras acusar a las autoridades estatales de tener responsabilidad en la catástrofe. 

El presidente Sergio Mattarella se mostró conmovido después de la ceremonia. "Es una tragedia inaceptable", dijo a la televisión y se comprometió a que se realicen "investigaciones rápidas y rigurosas que conlleven a condenas"

Bomberos fueron recibidos con aplausos (AFP)

Las fotos de las víctimas sonrientes fueron publicadas el sábado en todos los diarios italianos: un ex campeón de moto, un médico y una enfermera que se iban a casar, jóvenes franceses que iban a divertirse, tres chilenos radicados en  Italia, un camionero napolitano que volvía después de hacer una entrega en Francia y una pareja que regresaba de su luna de miel. 

Los socorristas italianos encontraron más cuerpos en un automóvil aplastado bajo un bloque de hormigón del puente Morandi, anunciaron los servicios de protección civil. Según la prensa italiana se trataría de un matrimonio y una niña de 9 años cuyo vehículo cayo al vacío. Así, sólo se mantendría como desaparecido un hombre de unos 30 años. 

Dinero para la reconstrucción

Los dirigentes de Autostrade per l’ Italia, sociedad que gestiona el puente que se derrumbó el martes en Génova (norte de Italia), anunció este sábado que están disponibles 500 millones de euros para ayudar a la ciudad y para reconstruir el viaducto. 

"Al sumar, llegamos rápidamente a 500 millones de euros (...) Son fondo. que estarán disponibles desde el lunes”, declaró Giovanni Castelluccio, presidente de la empresa, en rueda de prensa. 
Miembros del gobierno italiano responsabilizaron a esta sociedad del derrumbe del puente, que causó al menos 40 muertos confirmados hasta ahora.