Los rescatistas siguen buscando entre los escombros.

Al menos dos personas murieron y 25 siguen desaparecidas tras un desprendimiento de tierra ocurrido el lunes en el suroeste de China, indicó un medio oficial. El deslave afectó a 34 casas de la localidad de Bijie, en la provincia de Guizhou, indicó la agencia Xinhua, citando las autoridades locales.

Los equipos de socorro extrajeron a seis personas de entre los escombros, dos de ellas ya fallecidas, según la misma fuente. La catástrofe tuvo lugar el lunes a las 10:40 indicó Xinhua, añadiendo que las operaciones de rescate continúan. Los desprendimientos de tierra son frecuentes en las zonas rurales y montañosas de China, en particular durante las fuertes lluvias. 


Este verano las condiciones climáticas extremas han provocado varias catástrofes en el sur del país, dejando varios muertos y desplazados. En junio y agosto dos enormes desprendimientos de tierra en la provincia de Sichuan (suroeste) dejaron más de 30 muertos y decenas de desaparecidos. Y en julio 63 personas murieron en desprendimientos de tierra e inundaciones en Hunan (centro), provocando el desplazamiento de 1,6 millones de habitantes de esta provincia.