Estados Unidos exigirá a partir de la semana próxima a todas las personas que viajen al país, sin importar su nacionalidad o si están vacunadas, un test negativo de PCR realizado un día antes del viaje. De todas formas, no se pedirá a los viajeros hacer cuarentena.

El presidente Joe Biden será el encargao de anunciar una batería de medidas para reforzar la lucha contra la pandemia del coronavirus ante el avance de la variante ómicron, que incluirá, además del nuevo protocolo de testeo más estricto para los viajes, nuevas iniciativas para garantizar que los casi 100 millones de estadounidenses elegibles que aún no han recibido su vacuna de refuerzo reciban una lo antes posible, indicaron fuentes oficiales.

100 millones de estadounidenses no recibieron su vacuna de refuerzo.

La Casa Blanca ha tenido enormes dificultades para llevar la tasa de vacunación arriba del 60% de la población, un techo que hasta ahora no ha logrado quebrar.

El nuevo requisito de testeo para los viajeros que lleguen al país fue más liviano de lo que se había anticipado. La Casa Blanca llegó a considerar exigir que todos los viajeros sean testeados nuevamente dentro de los tres a cinco días posteriores a su llegada, y también una cuarentena de siete días, incluso si los resultados de sus tests eran negativos, una medida inédita en Estados Unidos, según habían anticipado medios locales.

“Continuaremos actuando agresivamente y seguiremos la ciencia y pondremos esta pandemia en el pasado”, indicaron los funcionarios en una llamada en la cual anticiparon las medidas.

Incertidumbre

Al igual que otras naciones,  Estados Unidos restringió inmediatamente los viajes desde varias naciones del sur de África, donde apareció por primera vez la variante. Pero en los últimos días, dado que se ha identificado ómicron en más de una docena de países, los funcionarios estadounidenses comenzaron a evaluar precauciones adicionales dado que pueden pasar varias semanas antes de que los científicos puedan dilucidar si la variante puede resistir las vacunas y los tratamientos actuales.