La lucha contra el terrorismo tuvo este lunes un nuevo capítulo en Afganistán, donde un ataque militar a una escuela coránica terminó con la muerte de entre 50 y 60 talibanes. Por otra parte, en Somalia y en Nigeria, dos atentados provocaron la muerte de más de 50 personas. La ofensiva del ejército afgano apuntó a una escuela coránica, en momentos en que se celebraba una reunión de talibanes, en la provincia de Kunduz, en el norte del país.

Aunque la mayoría de los muertos fueron integrantes de la milicia extremista, no se descarta que también haya civiles entre las víctimas. Por otra parte, en Somalia, un atentado con coche bomba del grupo yihadista Al Shabab terminó con cuatro soldados muertos, al igual que 34 terroristas, quienes fueron abatidos por los uniformados tras la explosión.

Por último, los terroristas de Boko Haram volvieron a sembrar el pánico en el noreste de Nigeria, donde asesinaron a 15 personas y causaron heridas a unas 55. “Hubo un ataque que ha sido repelido y algunos insurgentes de Boko Haram murieron”, explicaron las autoridades militares nigerianas.