El papa Francisco convocó este jueves a Colombia a “huir de toda tentación de venganza” en su primer discurso oficial en el país, les pidió a los colombianos “construir la unidad de la nación” y los animó a continuar con el proceso de paz al expresarles: “no están solos”.

"Que este esfuerzo nos haga huir de toda tentación de venganza y búsqueda de intereses sólo particulares y a corto plazo", animó el Pontífice a los colombianos a continuar con el proceso de paz tras la firma de acuerdos el año pasado entre el gobierno y la ex guerrilla FARC, en un discurso de frente a las autoridades políticas del país, incluido el presidente Juan Manuel Santos

"Cuanto más difícil es el camino que conduce a la paz y al entendimiento, más empeño hemos de poner en reconocer al otro, en sanar las heridas y construir puentes, en estrechar lazos y ayudarnos mutuamente", aseveró el Papa en el segundo de los cinco días de su visita a Colombia que inició el pasado miércoles con el lema “Demos el primer paso” para ayudar al país “a recorrer el camino de paz”.

"Es mucho el tiempo pasado en el odio y la venganza. La soledad de estar siempre enfrentados ya se cuenta por décadas y huele a cien años; no queremos que cualquier tipo de violencia restrinja o anule ni una vida más”, parafraseó Francisco al escritor colombiano Gabriel García Márquez, a quien luego citó explícitamente durante un discurso al que faltó el ex mandatario Álvaro Uribe, contrario a los acuerdos de paz impulsados por su sucesor Santos. 

El ex mandatario y Santos se han enfrentado públicamente por sus posturas en torno a los acuerdos que pusieron fin a 53 años de un conflicto armado que afectó a más de 8 millones de colombianos, especialmente luego de la activa militancia de Uribe por el voto contrario a la ratificación de los acuerdos en el referéndum del año pasado que evidenció en las urnas la polarización política del país.

Hoy, en esa línea, las redes sociales colombianas se dividieron porque durante el recorrido en 15 kilómetros que ayer hizo Francisco al llegar a Bogotá no se detuvo a saludar a Uribe, quien lo esperó a la vera de la avenida 26 junto a otros cientos de miles de personas y no logró el saludo papal.

"Y quise venir hasta aquí para decirles que no están solos, que somos muchos los que queremos acompañarlos en este paso; este viaje quiere ser un aliciente para ustedes, un aporte que en algo allane el camino hacia la reconciliación y la paz", dijo Francisco ante las autoridades civiles y políticas. 

"Este encuentro me ofrece la oportunidad para expresar el aprecio por los esfuerzos que se hacen, a lo largo de las últimas décadas, para poner fin a la violencia armada y encontrar caminos de reconciliación", aseveró Francisco. 

En ese marco, puso de relieve la importancia de los acuerdos firmados y afirmó que “en el último año ciertamente se ha avanzado de modo particular; los pasos dados hacen crecer la esperanza, en la convicción de que la búsqueda de la paz es un trabajo siempre abierto, una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos”

Por su parte, Santos, que precedió en la palabra al Papa, agradeció la visita del pontífice por acompañar a Colombia en “el primer paso hacia la reconciliación". " Colombia es el único país del mundo donde hoy las armas se están cambiando por las palabras”, afirmó Santos y añadió: “Queremos dar con su aliento el primer paso. Queremos reconciliarnos".

El mandatario colombiano subrayó que “de nada vale acabar una guerra si aun nos vemos los unos a los otros como enemigos” e instó a sus compatriotas a “vencer los odios” y “ser capaces de perdonar y de pedir perdón”.

Tras los discursos, el Papa y Santos tenían previsto mantener una reunión privada por espacio de media hora.

Fuente: Télam