El autoproclamado gobierno interino de Bolivia anunció este viernes la ruptura de relaciones con Venezuela por el supuesto intento de Caracas de "atentar contra la seguridad interna" del país andino, adelantó que dejará la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y dijo que analiza retirarse de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), a través de su canciller Karen Longaric.

Longaric denunció que venezolanos vinculados con la embajada en La Paz estaban "atentando contra la seguridad interna", por lo que se decidió romper con el Ejecutivo de Nicolás Maduro y expulsar a todo el personal diplomático acreditado en la capital, consignó la agencia de noticias EFE.

"Se les dará un plazo para que abandonen el país, por haberse involucrado en asuntos internos del Estado", declaró la canciller interina, que calificó a esa actitud como una "violación de normas diplomáticas".

En una conferencia de prensa sobre la nueva directiva en política exterior, la flamante ministra anunció también el retiro del Alba -un bloque que hegemoniza Caracas- y dijo que la administración Jeanine Áñez evalúa también salir de la Unasur.

LEÉ TAMBIÉN: El equipo de Crónica volvió al país: "Nos echaron de Bolivia"

La salida del Alba se dio un día después de que el canciller del saliente gobierno de Evo Morales, Diego Pary, dijera que seguiría fungiendo como "ministro de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia del Gobierno Constitucional", pese a la renuncia forzada del ex presidente el pasado domingo por una petición expresa del Ejército.

Pary asistió el jueves pasado a una reunión extraordinaria del bloque en Nicaragua para analizar la crisis en Bolivia, donde denunció "un golpe de Estado que responde a la lucha de clases que aún están presentes en el país".

Pero para el gobierno de la autoproclamada presidenta interina Áñez, la alianza creada en 2004 por países con doctrinas de izquierda y centroizquierda para luchar contra la pobreza y la exclusión social no es de relevancia.

"El escenario del Alba no nos interesa para nada", sentenció Longaric.

La canciller interina dijo que ante las declaraciones del "ex canciller (Diego) Pary y de otros miembros del Movimiento al Socialismo (MAS) durante una reunión del Alba en Nicaragua", el Gobierno interino "ha desvinculado a Bolivia" del tratado.

Los países del Alba-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP), encabezados por Venezuela y Cuba, expresaron el pasado jueves en Managua su confianza en revertir "el golpe de Estado" que, a su juicio, fue dado a Morales.

En cuanto la Unasur, la probable salida de Bolivia dejaría aún más debilitado al organismo de integración sudamericano fundado en 2011.

En la actualidad, sólo cinco países - Bolivia, Venezuela, Guyana, Surinam y Uruguay- de los doces iniciales, entre los que figuraba Argentina, integran el bloque.

La crisis del Unasur, conformada principalmente por países con gobiernos progresistas, dio lugar este año a la creación de un nuevo bloque regional liderado por Chile, el denominado Foro para el Progreso y el Desarrollo de América Latina (Prosur).

Ver más productos

Santa Lucía de Siracusa, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Lucía de Siracusa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos