La cámara baja española decidió destituir a  Mariano Rajoy como presidente de España con 180 votos a favor. El mandatario se despidió antes del desenlace con una breve intervención ante la cámara, reconociendo su derrota y felicitando a Pedro Sánchez, quien ocupará su lugar, por adelantado. "Suerte a todos ustedes por el bien de España", dijo el líder conservador, de 63 años, a modo de cierre.

Tras la votación, fue a saludar al socialista con un apretón de manos y se marchó sin hacer comentarios a la prensa. Luego utilizó su cuenta de Twitter para dirigirse al pueblo español.