Henrik Fisker y Geeta Gupta-Fisker, los cofundadores de Fisker, la startup estadounidense de fabricación de automóviles eléctricos con sede en Los Ángeles, se reunió el jueves en privado con el Papa Francisco para mostrarle el modelo de vehículo. 

"Me inspiré al leer que el papa Francisco es muy considerado con el medio ambiente y el impacto del cambio climático para las generaciones futuras", dijo Henrik Fisker en un comunicado.

El nuevo auto está basado en la camioneta deportiva Ocean, otro de sus modelos totalmente eléctricos. Será un SUV Ocean modificado, tendrá una cúpula de vidrio, que brinda a las multitudes la mejor oportunidad de ver al pontífice.

 

Este vehículo contaría con un techo solar y alfombras fabricadas con botellas de plástico recicladas que fueron recuperadas del mar. 

Anteriormente, la legendaria empresa Mercedes-Benz proporcionaba los vehículos del Papa desde 1930 y fue modificandose a lo largo de los años para mejorar su seguridad y visibilidad. 

Su primer auto, apodado 'Papamóvil', fue diseñado en 1980. Fisker dijo que planea entregar el vehículo único al Papa en 2022.

Ver comentarios