Siete personas murieron en San Pablo y aumentaron a 25 los fallecidos por el coronavirus en Brasil. Los casos positivos subieron un 37% en 24 horas y suman a 1.546 las personas infectadas.

Brasil incrementó en 418 los casos nuevos, entre ellos siete muertos, según reveló el ministro de Salud, Luiz Mandetta, al presentar los números oficiales.

El estado de San Pablo, el más poblado del país con 44 millones de habitantes, tiene 22 de las 25 muertes registradas, mientras que las tres restantes corresponden a Río de Janeiro.


El índice de letalidad de la enfermedad es del 1,6%, de acuerdo con el reporte del ministerio de Salud.


El ministro defendió la línea del presidente Jair Bolsonaro contra la paralización de actividades adoptadas por gobernadores y alcaldes.

"Hay que tener sentido común. Es necesario definir dejar servicios esenciales para que no hagamos de la paralización total un remedio más duro que el propio virus, que ese remedio pueda hacer inviable nuestra vida", afirmó el ministro.