La intolerancia se apoderó de algunos habitantes del municipio rural mexicano de Sabinas Hidalgo, quienes prendieron fuego y dañaron el hospital que sería cedido al Ejército Mexicano para recibir pacientes contagiados de coronavirus.

El presidente municipal del sitio, Daniel González, detalló a Notimex que los hechos son reprobables y aunque los entiende, no los justifica, por lo que hará todo lo que esté a su alcance para sancionar a los responsables.

La justicia investiga el hecho (Twitter).

"Fueron actos de vandalismo que reprobamos totalmente" dijo el edil, "ocurrieron por que la gente en redes sociales dice que no quiere que los enfermos se vengan para acá, le tienen miedo a que se vengan acá".

Noticia y reacción

Apenas se informó de forma oficial, que el Hospital de Sabinas, el cual aún no está equipado ya que sólo se concluyó la obra de construcción, sería cedido a la Secretaría de la Defensa Nacional para que instalara un punto de recepción de enfermos de COVID–19, la gente se rebeló en masa.

A decir del alcalde González, molestó a algunos habitantes que aún no han sido identificados y que durante la mañana de este lunes, prendieron fuego a algunas zonas del hospital y además dañaron puertas y ventanas.

"Estamos coordinándonos con la autoridad estatal para la investigación y determinar quien o quienes fueron los responsables, a mi me da coraje porque estamos pugnando porque se acabe el hospital y vienen a hacerme destrozos, pues los que lo hicieron no tienen madre, así es la palabra", concluyó el alcalde.