Por Alicia Barrios

abarrios@cronica.com.ar

Desafiando los riesgos, en manos de Dios, Francisco viaja a Irak. Es una apuesta arriesgada, tanto por la pandemia del Covid -19 como por la amenaza terrorista. En estos días hubo un atentado en el aeropuerto donde aterrizará el vuelo de Alitalia con Bergoglio y su comitiva.

Es una de las visitas apostólicas más relevantes que hizo Su Santidad. Para él significa, entre otros auspicios de singular calidad, caminar con sus pasos de jesuita por la tierra de Abraham, profeta de los cristianos, musulmanes y judíos. Allí estará bajo el lema "Hermanos Todos". Desde diciembre de 2019, hablando en "cristiano criollo", el Papa se salía de la vaina por este sueño que está a punto de concretar el 5 de marzo.

A Juan Pablo II le resultó imposible llegar. Estaba todo organizado, pero el gobierno iraquí les cerró las puertas. El presidente era Saddam Houssein, quien se opuso a cualquier injerencia cristiana. Coincidió sin proponérselo con Londres y Estados Unidos, que no querían que la presencia de Juan Pablo II le diera visibilidad a Houssein.

Pero esta vez, podrá visitar Francisco los lugares santos evocados en La Biblia. Es allí uno de los puntos donde existe más persecución a los cristianos. Antes de la invasión había un millón y medio. Ahora apenas si alcanzan los 300.000. Algunos murieron en los enfrentamientos, otros se guarecieron en los campos de refugiados y también hubo quienes fueron torturados, crucificados vivos hasta la muerte.

El Papa va a Irak para alentar a la comunidad cristiana, que resistió los baños de sangre y las turbulencias políticas. Los milagros existen: aún hay una fervorosa y gloriosa presencia cristiana, a pesar de la disminución de los números.

El padre Jorge, a quien lo que más le gusta es ser cura, va a rezar junto a los que se mantienen firmes en la tierra de sus antepasados a pesar de todo. Irá a los municipios donde se encuentran los que fueron desplazados para tratar de que sea posible que regresen a su tierra. No es de quedarse quieto. Va a recorrer sin parar durante tres días.

Un detalle curioso: por esos pagos cristianos y musulmanes lo estiman por su sencillez y su cercanía. Toca los corazones cuando habla como buen pastor y contagia coraje. Es un símbolo de fraternidad adonde quiera que vaya. Está siempre preparado para el peor escenario, del cual sale fortalecido y haciendo bien. Allí va. Que Dios lo cuide. Francisco I, te quiere el mundo entero.

A.B.

Ver más productos

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Ver más productos