El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte ordenó a la policía detener a aquellas personas que no lleven el tapabocas de forma correcta, incluidos quienes lo usen por debajo de la nariz debido a las dificultades para contener el brote de coronavirus.

El jefe de Estado así lo informó, en un video y tras una reunión con su grupo de trabajo sobre Covid-19.

Además, dio ordenes de reforzar las restricciones en la capital y las provincias aledañas, a fines de marzo. Cabe recordar que por un brote de casos, miles de personas fueran sancionadas al violar las restricciones impuestas.


Por otra parte, el ministro de Justicia y el jefe de la Policía instaron a los agentes a imponer multas o servicios comunitarios en lugar de detener a las personas, luego del deceso de un hombre que violó el toque de quedo y fue obligado por la policía a realizar un 100 flexiones de brazos.

Duterte indicó que los policías deben mostrarse intratables con las personas que llevan mal e barbijo.

El 2020, el jefe de Estado afirmó que las fuerzas de seguridad debían abrir fuego contra quien creara "desorden" en zonas confinadas, lo que le valió fuertes críticas de las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Desde que empezó la pandemia, Filipinas registró más de 1,08 millones de casos y se acerca a los 18.000 muertos a causa de la enfermedad.

El presidente de Filipinas ordenó detener a quienes no usen o tengan mal puesto el tapabocas.