“Papi, mira los autitos”, grita Harvey, mientras juega sobre la lápida de su padre fallecido, tan sólo tres días después de su primer cumpleaños. El enternecedor momento fue grabado en un cementerio de Londres y rápidamente se volvió viral en redes sociales, según informa Daily Mail.

Darren Langton murió en octubre de 2017 por causas desconocidas; desde entonces Jessica Pillinger ha tratado de mantener vivo el recuerdo de su marido en la memoria de su bebé, así que cada domingo acuden al panteón para arreglar la tumba.

El pequeño aún no entiende que su padre está muerto, así que en cada ocasión la viuda, madre de Harvey, decide llevar al niño con sus carros favoritos frente a la placa conmemorativa para que este guarde el recuerdo, según contó al medio. 

Asimismo, la mamá mencionó que ella toma fotografías y videos para que en un futuro su hijo entienda que aunque su padre falleció, siempre ha estado presente en su vida, "cuando crezca le explicará qué le ocurrió a Darren", dijo.