Por Luciano Bugner

La pandemia continúa y la incertidumbre parece no tener fin en el corto plazo. Es esa sensación la que están viviendo los más de 2.000 argentinos varados en Cuba -la mayoría en La Habana-, que cierra su aeropuerto el lunes. “Entendemos que estamos en la lista de prioridades por ser un país vulnerable”, le dijo a “Crónica”, Ezequiel Gilardenghi, quien espera noticias desde la capital cubana. El Ejecutivo analiza un plan para su repatriación.

En las próximas horas Cuba quedará prácticamente aislada. Los vuelos al país se están restringiendo y su presidente, Miguel Díaz Canel, aseguró que “se regulará la entrada por las fronteras del país de los residentes cubanos que están en el exterior y la salida de los visitantes extranjeros”. De todas maneras, desde Presidencia agregaron que “no significa un cierre de fronteras”.

La desesperación va en aumento, quizá más rápido que los propios segundos. Y si bien la situación epidemológica en Cuba no es grave, los casos de COVID-19 se multiplican, a tal punto que un argentino dio positivo al test. Como si se tratara una película de suspenso, a partir de mañana el aeropuerto de Panamá cerrará sus puertas, escala obligada.

“El embajador de acá pidió que recemos para que no se cierren los espacios aéreos”, señaló ante “Crónica” Ezequiel Gilardenghi, un joven antropólogo que tenía su pasaje de vuelta con fecha el 29 de marzo. En las últimas horas, las aerolíneas que vuelan a Cuba suspendieron los servicios operativos de estos días para vender pasajes a un mayor precio. “Estamos evaluando el caso de Cuba”, insisten desde Aerolíneas Argentinas.

En el mientras tanto, los argentinos esperan respuestas en la Embajada -sede que les brindó tarjetas telefónicas a los afectados-, que les informó la imposibilidad de brindarles dinero en efectivo hasta tanto dure la incertidumbre. “Nos mandan a hoteles porque las casas de familias están prohibiendo gente”, agregó Ezequiel.

En esta película de suspenso hay una realidad: después de la cadena nacional del 12 de marzo, cuando Alberto Fernández alertó sobre la epidemia e informó la imposibilidad de volar a Europa, China y Estados Unidos, más de 18.000 personas volaron desde Ezeiza a distintos destinos. Eso ocasiona hoy un dolor de cabeza en Balcarce 50.

Cancillería, desde donde articulan la repatriación de los argentinos varados en el mundo, manejan varias opciones, aunque descartan que vuele el Hércules, como lo hizo en las últimas horas a Perú. 

En contacto directo entre el Gobierno y Aerolíneas Argentinas, una posibilidad es conseguir otras empresas que cubran el destino. “Se está buscando chartear vuelos, o bien traerlos con alguna escala”, señalaron fuentes de Ezeiza.

Todas las cartas están tiradas sobre la mesa. De la mejor de ella saldrá el destino de los 2.000 argentinos.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos