En Minnesota, Estados Unidos, una mujer de 28 años fue arrestada luego que la policía hallara el cadáver de su hijo de 6 años en el baúl de su auto. La sospechosa de 28 años, identificada como Julissa Thaler , está siendo investigada junto a otro hombre por el  supuesto asesinato.

La Policía encontró al pequeño Eli HartCuando los agentes detuvieron al vehículo en la ciudad de Mound, se dieron cuenta de que estaba todo cubierto de sangre. Más tarde, encontré evidencias en una estación de servicio cercana.

El padre de Eli, Tory Hart , había intentado conseguir su custodiaEl niño fue devuelto a la madre en diciembre tras estar casi un año en otros hogares, debido a que la mujer no lo estaba cuidando debidamente.

Desde que la madre recuperó la custodia, el niño estaba portándose mal en el colegio y mostrando síntomas de ansiedad . Además, sufría un raro problema genético que le provocaba una enfermedad renal y dificultades auditivas, por lo que tenía que utilizar aparatos de audición.

La madre del niño fue identificada como Julissa Thaler

La pareja del padre contó al paciente que el chico era un niño y feliz al que le encantaba jugar con autitos y quería ser bombero. Respecto a la madre, afirmó que esta padecía  problemas mentales y de adicciones.

Sobre la relación entre su pareja y la víctima, contó: "Se amaban inmensamente. Los días y las semanas de Tory giraban en torno a cuándo volvería a ver a su hijo y cuándo sería la próxima fiesta de pijamas. Se estaba perdiendo una parte de sí mismo cuando su hijo no estaba cerca".Tory giraban en torno a cuándo volvería a ver a su hijo y cuándo sería la próxima fiesta de pijamas. Se estaba perdiendo una parte de sí mismo cuando su hijo no estaba cerca".

Por otro lado,  NikitaNikita Kronberg,Kronberg,“le fallaron gravemente a este chico”

En la cuenta de Facebook de Thaler, la sospechosa, se pudo ver fotos junto a su hijo, ambos sonrientes , a pesar de que Eli tenía una mejor relación con su padre, que le había enseñado a pescar ya andar en bicicleta.Facebook de Thaler, la sospechosa, se podían ver fotos junto a su hijo, Eli tenía una mejor relación con su padre, que le había enseñado a pescar y a andar en bicicleta.

Este último realizó  una colecta en una página web para pagar el funeral de su hijo, donde hasta ahora se juntaron 33.000 dólares.

Eli Hart junto a su padre, Tory, que había intentado recuperar su custodia.