Una de las detenidas mira con horror la escena del crimen.
Tres hermanas rusas asesinaron a cuchilladas a su progenitor. Luego de confesar el crimen, aseguraron que lo hicieron cansadas de los abusos sexuales, torturas y humillaciones que sufrieron por parte de su padre.

Las acusadas, identificadas como Kristina, de 19, Angelina, de 18, y  María, de 17, "cosieron" a puñaladas a Mikhail Khachaturyan, de 57, un sujeto que, según señalaron, se manejaba como un "capo mafia" en Rusia.


En sede policial, las detenidas aseguraron que se "cansaron" de los ultrajes y que por eso se vengaron.  "Lo odiábamos, queríamos que se fuera y nunca más regresara", expresó Kristina, la mayor de las hermanas.

El cadáver fue encontrado cerca del ascensor del departamento de la víctima en un edificio residencial del norte de Moscú.

En las últimas horas el Comité de Investigaciones de Rusia publicó un video captado por las cámaras de seguridad del lugar en el que se aprecia cómo una de las jóvenes mira horrorizada la macabra escena segundos después del crimen.