Apulo es uno de los municipios más carenciados que tiene Colombia y muchos de su habitantes no cuentan con los servicios mínimo e indispensables para vivir.

Este es el caso de Virgina Fonseca Sánchez, una vecina del barrio Naranjalito que tiene luz luego de 50 años de reclamos y resignación.

"Ya no nos acostamos temprano", dijo la mujer, quien vive con su esposo, que comentó que ahora puede servir la comida más tarde, alrededor de las 7, en un pueblo en donde el día, termina muy tramprano.

"Tenía un televisor en la casa de un vecino", expresó la anciana, quien afirmó que hacer 4 años que camina hasta otro domicilio para poder disfrutar de ver sus programas favoritos.

Así vivió la mujer durante los últimos 50 años.

La señora festejó además la posibilidad por darle uso a la heladera que ganó su esposo dos años atrás en un concurso de baile.

Además, dijo que disfruta del día a día y que ahora mucho dinero, ya que cuando iba a otras viviendas a cargar el celular o la corriente, le cobraban 1000 pesos por mes.

El gobierno colombiano estimó que aún 5.500 familias carecen de luz eléctrica en ese departamento.

Ver más productos

San Juan de Capistrano

La Iglesia recuerda a San Juan de Capistrano

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos