Una mujer de 70 años fue declarada como muerta por médicos el 20 de octubre en un hospital tailandés. Sin embargo, al tercer día de permanecer en un ataúd frío, su marido descubrió que estaba viva.  

Phinij Sopajorn sufría hipotiroidismo y los médicos anunciaron su muerte en un hospital de Tailandia. El doctor dejó que su familia se llevara el cuerpo para celebrar un funeral budista, y durante tres días, la fallecida estuvo en un ataúd en el templo local. Transcurrido ese tiempo arrancaron los preparativos para la ceremonia previa a su cremación. 

Momentos antes de la incineración, su marido Thawin Sopajorn, de 73 años, comenzó el tradicional lavado de cara del cadáver con un paño húmedo. Fue en ese momento, cuando Thawin notó que su esposa respiraba suavemente y que sus ojos se movían.

De forma inmediata pidió ayuda y le realizaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar. Luego, la llevaron a su casa junto a un ventilador y le comenzaron a echar agua caliente en el pecho para aumentar la temperatura de su cuerpo.

Le echaron agua caliente luego de que el cuerpo fue llevado a la casa familiar.

Su marido sostuvo: "Cuando el pasado domingo dejó de respirar, la metimos en el ataúd y pensé que era extraño que su cuerpo no estuviera rígido. La bañé y su cuerpo aún se movía. Después, durante el funeral, fui la última persona en tocarla antes de la cremación. Deseé que viviera una próxima vida feliz y luego vi que sus ojos comenzaron a moverse. Estoy muy contento de haber tenido razón cuando dije que estaba viva. Le di un abrazo y llamé a mis hijos, pero pensaron que estaba teniendo alucinaciones".

Thawin vio que su esposa respiraba y que sus ojos se movían.

Y en ese sentido continuó: "Al final tuvieron que creerme porque mi nuera es médica y verificó y confirmó que estaba viva, aunque con el pulso muy débil". Los servicios de emergencias confirmaron que la septuagenaria respiraba y tenía pulso pero que no respondía ni podía hablar.

"La situación de mi esposa es grave y no creo que pueda curarse. Pero todavía estaba viva y no era su momento de morir. Si hubiera sido mientras estaba viva, habría sido terrible. ¿Cómo podríamos permitir eso? Estoy muy agradecido de haber notado que mi esposa todavía estaba viva. Continuaremos cuidando de ella hasta que fallezca", concluyó Thawin. 

Este iba a ser el lugar de la cremación. 

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos