Aunque las encuestas solían ser muy favorables para Joe Biden, desde hace un par de meses que su imagen se está deteriorando entre los votantes norteamericanos. Esto se debe al aumento de precios, las amenazas de suba de impuestos, gasto público y ahora por la polémica retirada de Afganistán, país que quedó completamente controlado por los talibanes.

Sin embargo, los ciudadanos también comenzaron a escuchar a los republicanos en otro tema que inquieta a más de uno: la salud mental de presidente. Según una encuesta realizada por la Rasmussen Reports a 1000 probables votantes entre el 18 y el 19 de agosto, el 52% de ellos “no cree que el presidente Joe Biden sea mental y físicamente capaz de hacer su trabajo y sospecha que la Casa Blanca está siendo dirigida por otros”. Esto es preocupante para el ex senador ya que en el mes de marzo, la misma encuesta había arrojado sólo un 47%.

El índice de aprobación de Joe Biden también ha caído luego de la retirada de Afganistán.

De la mencionada muestra, el 41% no tiene dudas de que este sea el caso y el 46% está seguro de que su salud es buena y tiene su confianza depositada en él. Además, otro 39% no duda de que el “esposo de Jill”, como él mismo se describe, cumple sus funciones.

Las dudas sobre la salud cognitiva del mandatario comenzaron tan pronto como se largó la campaña de 2020, ya que de a poco se fueron filtrando videos en donde Biden se olvidaba cosas o decía incoherencias. Una vez electo, estas dudas no cesaron en la oposición, a la que se sumó el ex médico de la Casa Blanca, Ronny Jackson.

El hoy diputado por el estado de Texas se desempeñó como médico personal del Presidente, durante las administraciones de Donald Trump y Barack Obama.

Ronny Jackson sirvió como médico personal del presidente durante las dos últimas administraciones. Aquí, con Obama.

“He estado hablando de esto durante aproximadamente un año y medio. He estado diciendo incluso cuando era el candidato Biden, que no estaba cognitivamente apto para ser nuestro presidente. Les digo, a medida que pasan los días, no será Ronny Jackson hablando de eso, serán los demócratas hablando de eso, porque él está fallando en todos los frentes. Y cuando se pone frente a la cámara, es una vergüenza absoluta. Lo está, no está preparado para lo que está sucediendo en este país. Y cada vez que nos enfrentamos a algo como esto, se vuelve cada vez más obvio que él no puede hacer este trabajo. Y creo que en algún momento tendrán que abordar eso. Y tendrán que encargarse de eso”, señaló recientemente luego de que se efectuara la retirada de Afganistán.

Jackson fue electo como miembro de la Cámara de Representantes el 3 de noviembre de 2020.

Por su parte, la cadena CNN salió en defensa del “número 46”. El columnista Chris Cillizza, expresó al respecto que se trata de juego sucio por parte de la oposición y remarcó que "si los republicanos tienen algún tipo de prueba de que Biden está decayendo mentalmente, deberían presentarla. Si no lo hacen, deberían dejar de hacer lo que están haciendo. Inmediatamente”.