Un hombre que había sido contratado por una anciana de 78 años para ayudarla a cuidar a su esposo enfermo la estafó al robarle sus datos bancarios, realizar costosas compras con su tarjeta de crédito, y huir sin dejar rastros.

El episodio tuvo lugar en la localidad estadounidense de DeLand, en el estado de Florida, en mayo de 2019. Mystery Shiloh Demarest, de 49 años, fue contactado por una señora de avanzada edad que solicitaba su ayuda para las tareas del hogar y las compras. La mujer le ofreció una cama dentro de su hogar a cambio de este trabajo, pero el hombre se aprovechó de la situación y le robó de la manera que menos se imaginaba.

Según declaró la anciana a la policía local, le había encomendado realizar las compras en el supermercado, y para eso, le brindó su tarjeta bancaria. Al poco tiempo de esta acción, empezó a notar que aparecían “paquetes grandes a la casa a nombre de Demarest”.

 

La mujer le preguntó por la justificación de esas compras, pero el ladrón le echó la culpa a una supuesta novia, y le prometió que se haría cargo de las compras de ella y le devolvería el dinero del reembolso. No obstante, esto nunca pasó.

El hombre compró 11 guitarras Gibson Les Paul, amplificadores y una batería. (Foto: Volusia Sheriff's Office)

Algunos meses más tarde, la señora intentó contactarse en vano con Demarest. Luego de verificar sus registros bancarios, se enteró, para su sorpresa, que tenía 11 cargos no reembolsados de las tiendas de música en línea GuitarAttic y Reverb.com. Además, contaba con otros recargos por un boleto de avión, una reserva de un hotel, y el alquiler de una baulera para almacenamiento.

 

Tras chequear los datos de la reserva de la baulera, descubrió que el alquiler estaba vencido y que la unidad se había subastado en línea. Fue entonces cuando acudió a un abogado, quien la ayudó a encontrar la lista de la subasta en StorageTreasures.com, y se topó con una foto de la unidad abierta y en su interior, estuches de guitarras Gibson Les Paul y otros equipos de música.

De acuerdo con el informe difundido por la Policía a través de la denuncia, se encontraron “11 guitarras eléctricas Gibson Les Paul, dos amplificadores Marshall, siete altavoces, una batería y varios atriles” en la baulera, detallaron. En tanto, todavía se desconoce el paradero de Demarest. Las autoridades sospechan que puede estar escondido en Carolina del Norte, estado al que viajó tras usar el dinero de la anciana. La oficina policial del condado de Volusa está en la búsqueda y captura del hombre por delitos de “hurto mayor y uso fraudulento de una tarjeta de crédito”.

Ver comentarios