Las autoridades brasileñas informaron sobre el rescate exitoso de una beba recién nacida que fue enterrada viva en el estado de Mato Grosso, al oeste de Brasil. Según trascendió, la bebé sobrevivió casi siete horas bajo tierra en el patio de la casa donde nació, antes de ser salvada por los oficiales.

El hecho ocurrió este martes en el parque Xingu, una zona que alberga varios pueblos indígenas. Las autoridades pusieron en marcha un operativo policial luego de que una enfermera se enterara del entierro de la niña, de la etnia kamayurá, y les informara al respecto.

La tribu kamayurá a la que pertenece la pequeña.

La abuela de la recién nacida señaló que creyeron que la niña había nacido muerta de un parto prematuro, y que por eso fue enterrada de acuerdo con las costumbres de la etnia. Sin embargo, la evaluación médica posterior determinó que la gestación no fue prematura, sino normal.

La pequeña sobrevivió milagrosamente.

"Ya tuvimos noticias de que ella se encuentra bien, solo tiene insuficiencia respiratoria", dice el comunicado de la policía.

El rescate

"No se puede describir la sensación al comenzar a cavar y oír el llanto de la criatura. Nos provocó una desesperación para cavar aún más rápidamente", señaló uno de los rescatistas, de acuerdo a un comunicado de la Policía Militar de Mato Grosso.

Los oficiales arrestaron a la abuela y a la madre de la beba, de 15 años, por intento de homicidio.