Evo Morales, quien fue forzado a renunciar a la presidencia de Bolivia, afirmó que tiene "mucho miedo" a que estalle una guerra civil en su país, por lo que llamó a sus compatriotas a cesar de inmediato con los enfrentamientos.

"Tengo mucho miedo. En nuestra gestión hemos unido campo y ciudad, oriente y occidente, profesionales y no profesionales. Ahora vienen grupos violentos", advirtió el pasado domingo al ser consultado por la agencia EFE sobre el riesgo de una guerra civil en Bolivia.

Morales, asilado político en México desde el 12 de noviembre, aseguró tener "información de primera mano" de que hay "paramilitares organizados" y "pandilleros y drogadictos pagados" por la derecha boliviana para cometer actos violentos en las calles del país.

LEÉ TAMBIÉN:  Bolivia intervino la prensa estatal y Morales se cruzó con la BBC

Desde las elecciones del pasado 20 de octubre, que desataron una grave crisis en Bolivia, al menos 20 personas fallecieron y más de 500 resultaron heridas en enfrentamientos entre partidarios y detractores de Morales.

Según datos de Morales, la cifra sería todavía mayor, pues en esta última semana, tras su renuncia el 10 de noviembre forzada por el acuartelamiento de la Policía y la "sugerencia" del Ejército a que dimita, sumarían cuanto menos 23 muertos "de bala".

"Hago un llamado a mi pueblo, del campo o de la ciudad; pobres, humildes o pudientes que ostentan el poder económico, a que no podemos estar enfrentados peleando. Quiero que dejen esta confrontación", reclamó Morales en la entrevista realizada en Ciudad de México.

Aseguró estar arrepentido de "haber equipado las Fuerzas Armadas" de Bolivia, que cuando él llegó al Gobierno, en 2006, "solo tenían un helicóptero" y ahora están usando su armamento "contra el pueblo".

Además dijo que "grupos de poder" están pagando entre 200 y 300 pesos bolivianos a obreros para "hacer violencia". "Esos obreros de la construcción han preferido estar bloqueando y haciendo agresiones en vez de ganar dignamente 120 bolivianos (unos 17 dólares) en la construcción", aseguró.

Por otro lado, afimró que hay docentes en las universidades públicas y privadas que están animando a los estudiantes a "bloquear caminos todo el día" a cambio de aprobarles las materias que tienen suspendidas.

El pasado 10 de noviembre, antes de su renuncia, Morales anunció la repetición de las elecciones presidenciales luego de que la Organización de Estados Americanos (OEA) diera a conocer numerosas irregularidades en los comicios del 20 de octubre, en los que había sido reelegido para un cuarto mandato.

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS) boliviano optó a su cuarta reelección gracias a un fallo judicial, dado que la Constitución de Bolivia se lo prohibía y un referéndum popular también lo había rechazado, en 2016.

Mientras la convocatoria a nuevas elecciones es todavía incierta, Morales dijo que vería de manera favorable que el Gobierno de España y de otros países de la Unión Europea (UE) participaran como mediadores para acabar con la grave crisis en Bolivia.

LEÉ TAMBIÉN: El gobierno de Áñez busca negociar con los simpatizantes de Evo para evitar que La Paz quede aislada

Al respecto, señaló que no tuvo contacto con diplomáticos españoles o europeos desde su renuncia, aunque consideró como algo positivo la implicación de España o algunos países de la UE.

"Antes sí, hemos estado en contactos con la embajada de España e inauguramos un instituto tecnológico en el Salar de Uyuni", recordó Morales en referencia al apoyo desde 2017 de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo en la creación de tres institutos tecnológicos en Bolivia con un fondo de 4,4 millones de dólares, resultado de un programa de canje de deuda.

"Qué bueno sería que España o (el ex presidente español José Luis Rodríguez) Zapatero, experto en mediación, (el ex presidente de Uruguay, José) Pepe Mujica u otros gobiernos se sumen a la mediación para la pacificación", opinó Morales, quien presidió Bolivia durante trece años.

No obstante, se mostró crítico con "algunos países de la Unión Europea que tomaron una posición", en referencia al apoyo de Reino Unido al nuevo gobierno en consonancia con la decisión de Estados Unidos. "No me gustó, pero si toman esta posición (de mediadores) bienvenidos", agregó.

Morales destacó también el valor de la ayuda a la cooperación de España o de la Unión Europea porque lo hacen sin condiciones y sin pedir nada a cambio, "al contrario que la ayuda que ofrece Estados Unidos. Siempre está condicionada", puntualizó.

Fuente: Télam

Ver más productos

El beato Bartolomé Fanti, en el recuerdo de lglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Bartolomé Fanti

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos