Insólito caso en Pakistan. El pasado 6 de junio falleció una mujer que fue operada por un falso médico, en este caso, un exguardia de un hospital público la sometió a una cirugía haciéndose pasar por un doctor. El acusado se encuentra detenido y afrontará los cargos correspondientes.

La familia de la difunta había pagado por los servicios de ese hombre, identificado como Muhammad Waheed Butt, quien recibió dinero por la cirugía y por dos visitas domiciliarias.

Sin embargo, en la sala de la operación también se encontraba un verdadero especialista, por lo tanto, queda para la investigación si la señora realmente falleció por mala praxis.

En cuanto a Butt, no es la primera vez que está envuelto en un escándalo. Fue despedido hace dos años de ese mismo hospital por tratar de extorsionar a otros pacientes.

Recordemos que en Pakistán la atención pública suele ser ineficaz y caótica, además, los pacientes deben pagar una suma de dinero por más que el centro de salud sea estatal.