El papa Francisco llegó este jueves a Perú para realizar una visita de tres días, en la que se prevé que abogará por la protección del medio ambiente y los pueblos originarios. Esta es la segunda y última etapa de una gira que se inició el lunes en Chile. 

 


El avión del pontífice aterrizó en el aeropuerto de Lima, donde fue recibido al pie de la escalerilla por el presidente Pedro Pablo Kuczynski y su esposa, la estadounidense Nancy Lange

Luego de recibir un ramo de flores, fue saludado por tres obispos, y se inició el recorrido en vehículo terrestres, momento en el cual se produjeron incidentes que causaron preocupación en el mundo católico. Por motivos que se desconocen, el rodado que llevaba a Jorge Bergoglio se detuvo, y un numeroso grupo de periodistas logró vulnerar el vallado humano y estuvo cara a cara con el Pontífice. 

El Papa argentino tiene previsto ir a la Nunciatura Apostólica, donde se hospedará los tres días de su visita. 

Francisco, quien no tiene previstas otras actividades públicas este jueves, viajará el viernes a Puerto Maldonado, en la Amazonía, donde tendrá un encuentro con pueblos originarios, y el sábado se desplazará a la ciudad norteña de Trujillo, que hace un año sufrió inundaciones causadas por el fenómeno del Niño Costero, que dejaron 162 muertos y casi 300.000 damnificados. 

El domingo cerrará su visita a Perú con una misa multitudinaria en una base aérea de Lima, después de un encuentro con 5.000 sacerdotes y monjas en la Catedral, donde además honrará las reliquias de cuatro santos peruanos. 

Una semana antes de la llegada del Papa a Lima, el Vaticano intervino al grupo laico peruano Sodalicio de Vida Cristiana, cuyo fundador Luis Fernando Figari y otros tres dirigentes están acusados de abusos sexuales.