Un sujeto fue condenado a 11 años de cárcel en Alemania, acusado de ejercer la medicina de manera ilegal y de haber persuadido a varias mujeres para que se electrocutaran. Según trascendió, el dolor de las víctimas le causaba placer sexual. Identificado como David G., de 30 años, se presentaba en internet como médico o profesor y aseguraba que estaba realizando un estudio sobre terapia del dolor.

Incluso, llegó a pagar a algunas de sus víctimas entre 200 y 3.000 euros para que participaran del falso experimento, que consistía en electrocutarse con dispositivos caseros conectados a la electricidad. De acuerdo con lo manifestado durante el proceso, el hombre observaba y, en varias oportunidades grabó las electrocuciones a través de herramientas como Skype.

Tras haber sido denunciado, la Justicia lo declaró culpable de 13 casos de intento de asesinato, daños corporales graves, uso indebido de título y daños a la vida privada de las víctimas. Por eso, cumplirá la pena de 11 años de prisión, pena que cumplirá en un hospital psiquiátrico.

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos