Un sujeto fue condenado a 11 años de cárcel en Alemania, acusado de ejercer la medicina de manera ilegal y de haber persuadido a varias mujeres para que se electrocutaran. Según trascendió, el dolor de las víctimas le causaba placer sexual. Identificado como David G., de 30 años, se presentaba en internet como médico o profesor y aseguraba que estaba realizando un estudio sobre terapia del dolor.

Incluso, llegó a pagar a algunas de sus víctimas entre 200 y 3.000 euros para que participaran del falso experimento, que consistía en electrocutarse con dispositivos caseros conectados a la electricidad. De acuerdo con lo manifestado durante el proceso, el hombre observaba y, en varias oportunidades grabó las electrocuciones a través de herramientas como Skype.

Tras haber sido denunciado, la Justicia lo declaró culpable de 13 casos de intento de asesinato, daños corporales graves, uso indebido de título y daños a la vida privada de las víctimas. Por eso, cumplirá la pena de 11 años de prisión, pena que cumplirá en un hospital psiquiátrico.

Ver más productos

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Para trabajar la mente y la paciencia

Para trabajar la mente y la paciencia

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos