El mundo quedó conmocionado por la brutal muerte de Christine Angelica Dacera, la azafata de 23 años que fue violada y asesinada en Filipinas por 11 hombres, todos sospechosos del crimen. 

Según la investigación, la joven que trabajaba para Philippine Airlines, había planeado comenzar el 2021 con algunos de sus compañeros de vuelo, por lo que se había hospedado en el lujoso City Garden Hotel en Makati.

Pero todo terminó en barbarie y tragedia. A la espera de los resultados de la autopsia, el cuerpo de Christine tenía cortes y moretones en la zona de muslos y rodillas. Además, se determinó que hay evidencia que fue víctima de agresión sexual múltiple.

Tras conocerse estos detalles, Sharon Dacera, la madre de la víctima, se refirió con mucho dolor y lágrimas en los ojos a la muerte de su hija.

"La trataron como un cerdo. No quiero que esto le pase esto a otra mujer. Por eso lucharé por el caso de mi hija", afirmó en una conferencia de prensa que se hizo viral.

Por otro lado, Sharon no dudó en solicitarle ayuda al presidente de Filipinas Rodrigo Duterte y al resto de los funcionarios.

"Por favor, ayúdenos. Solo soy una persona común. Señora Sara Duterte, también es mamá. Tú también tienes una hija. Por eso quiero salir a la luz, porque no quiero que alguien sea víctima de este tipo de brutalidad", reclamó.

"Pelearé por mi hija. Los autores del crimen deben ser castigados. Christine no se merecía esta brutalidad", cerró sobre el tema, mientras tanto los investigadores le apuntan también al lujoso hotel donde ocurrieron los hechos, ya que estaba habilitado como "alojamiento de cuarentena" y no "con fines de ocio".