El segundo día del papa Francisco en tierras búlgaras estuvo repleto de actividades. Una de ellas fue la visita a un centro de refugiados, donde volvió a destacar la importancia de recibir a quienes huyen de sus países de origen, en medio de penurias, para buscar un futuro mejor.

Con cantos y coloridos dibujos, los pibes procedentes de Siria e Irak, junto a sus familias, recibieron al Pontífice en el centro de Refugiados Vrazhdebna, en las afueras de la capital de Bulgaria, Sofía. Allí, el jefe de la Iglesia católica les agradeció la recepción que le brindaron y reflexionó: "Los niños traen alegría en su camino, un camino no siempre bello, por el dolor de dejar su patria y tratar de integrarse en otra".

"El mundo de los migrantes y de los refugiados es un poco una cruz, una cruz de la humanidad y la cruz es tanta gente que sufre", expresó. Luego, Francisco dialogó con los presentes, les impartió la bendición y recibió los dibujos que le dedicaron los pibes. El centro de refugiados fue abierto en 2013, en un edificio en el que antes funcionaba una escuela. Miembros de organizaciones internacionales y ONG búlgaras se encargan del cuidado de quienes allí viven; mientras que la Cruz Roja local distribuye alimentos y artículos de higiene y brinda asistencia a los niños.

Comunión y diálogo

En otra de las actividades del día, más de 200 pibes de toda Bulgaria recibieron la primera comunión de manos del Pontífice. "Queridos niños. Ahora recibirán a Jesús. No se distraigan, no piensen en otra cosa, hagan silencio en el corazón. Piensen que es la primera vez que Jesús va a ustedes... En silencio, recibamos a Jesús", les dijo.

Más tarde se reunió con la comunidad católica y encabezó el Encuentro por la Paz, en Sofía, con miembros de otros credos.En ese marco reforzó la necesidad de profundizar el diálogo y la colaboración entre las diferentes religiones. "Estamos llamados a ser constructores, artesanos de paz", dijo y aseguró: "La paz reclama y pide que hagamos del diálogo un camino; de la colaboración común nuestra conducta; del conocimiento recíproco método y criterio para encontrarnos en lo que nos une, respetarnos en lo que nos separa y animarnos a mirar el mañana como un espacio de oportunidad y de dignidad, especialmente para las generaciones que vendrán".

Ver más productos

La Iglesia recuerda a la beata Maria Antonia Grillo

La Iglesia recuerda a la beata Maria Antonia Grillo

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos