El Santo Padre cerca de los damnificados (AFP).

El papa Francisco lamentó este jueves la “trágica pérdida de vidas” tras el paso del huracán Harvey por Estados Unidos, al tiempo que expresó su “cercanía espiritual a todos los afectados” por el fenómeno. 

"Profundamente conmovido por la trágica pérdida de vidas y la inmensa devastación material que esta catástrofe natural ha dejado a su paso, el Papa reza por las víctimas y sus familias y para todos aquellos que están comprometidos en el trabajo vital de socorro, recuperación y reconstrucción”, aseguró el secretario de Estado vaticano Pietro Parolin en un telegrama enviado al cardenal arzobispo de Galveston-Houston, Daniel Di Nardo

Francisco pidió a Di Nardo que “transmita su cercanía espiritual y pastoral” a todos los afectados por el violento huracán que azotó los estados de Texas y Luisiana desde el 25 de agosto y dejó ya al menos 20 muertos y cientos de heridos, según las autoridades estadounidenses.

"También confía que las inmensas e inmediatas necesidades de tantos individuos y comunidades continúen inspirando una gran efusión de solidaridad y ayuda mutua manteniendo las mejores costumbres de la nación”, según la misiva.

"El Santo Padre envía su bendición como prenda de consolación, fuerza y paz en el Señor”, finalizó el mensaje difundido por la oficina de prensa del Vaticano.

Fuente: Télam