Los líderes mundiales están reunidos en la ciudad suiza de Davos para discutir el futuro de la economía mundial y a ellos el papa Francisco les envió un claro mensaje: mirar más allá de su propio ombligo. El Pontífice les pidió que dejen de lado "la mera búsqueda de poder o ganancia", por lo que instó a "sectores empresariales y gobiernos" a trabajar por "soluciones equitativas".

En ese sentido, les recordó la obligación moral "de colocar a la persona humana en el centro mismo de la política pública". "Este deber, además, incumbe a los sectores empresariales y gobiernos por igual, y es indispensable en la búsqueda de soluciones equitativas a los desafíos que enfrentamos", les dijo a los líderes que participan del Foro Económico Mundial.

El mensaje difundido por el Vaticano concluye: "En la búsqueda de un verdadero progreso no olvidemos que pisotear la dignidad de otra persona es, de hecho, disminuir el propio valor".

Más palos

Una de las participantes del foro fue la activista sueca Greta Thunberg, quien denunció que "no se ha hecho nada" para luchar contra el cambio climático. "Estamos todos luchando por el clima y por el medio ambiente, pero si lo miran desde una perspectiva general, en la práctica no se ha hecho nada", afirmó al llegar al encuentro mundial en la ciudad alpina.