La tensión en Medio Oriente sigue en aumento y con escasa mira de que se pueda llegar a un acuerdo para el cese del fuego, mientras tanto de un lado y el otro siguen los sangrientos bombardeos. En la mañana de este sábado, aviones israelíes bombardearon el centro de Gaza y mataron en uno de los ataques a 10 miembros de una familia, mientras que el movimiento islamista palestino  Hamas lanzó múltiples cohetes contra Tel Aviv que dejaron un fallecido, mientras llegó a la zona un enviado de Estados Unidos para iniciar negociaciones.

Los tanques israelíes estacionados en la frontera dispararon decenas de proyectiles de artillería, contra tierras y hogares palestinos en el sur y el norte de la Franja de Gaza.

Según contaron fuentes médicas a la agencia oficial de noticias palestina Wafa, entre los fallecidos hay 33 niños y 21 mujeres.

Palestina se convirtió en tierra arrasada por los bombardeos (Twitter).

Entre ellos se encuentra una familia de diez personas por el impacto de un proyectil que derribó un edificio en el campo de refugiados de Al Shati: ocho de los fallecidos eran niños, y el único superviviente es un bebé rescatado de los escombros.

La operación militar iniciada el lunes por Israel ya dejó al menos 139 muertos y 1.050 heridos, de acuerdo a un balance realizado por fuentes médicas palestinas.

El ala militar de Hamas, por su parte, reivindicó el lanzamiento de múltiples cohetes contra Tel Aviv y varias zonas del centro de Israel en respuesta por la muerte de la familia palestina, y que dejaron al menos un israelí fallecido.

De acuerdo al Jerusalem Post, se trata de un hombre de unos 50 años que murió tras el impacto de un cohete en la zona de Ramat Gan, y que se suma a varios más que alcanzaron la zona metropolitana de Tel Aviv así como las inmediaciones del aeropuerto internacional de Ben Gurión.

En medio de esta tensión, llegó a la zona el alto responsable del Departamento de Estado norteamericano para los asuntos israelíes y palestinos, Hady Amr. El funcionario del Gobierno de Joe Biden tiene previsto reunirse este sábado con dirigentes israelíes en Jerusalén, antes de entrevistarse en las Cisjordania ocupada con responsables palestinos.

El emisario quiere alentar a las dos partes a trabajar hacia una "calma duradera", declaró la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Jalina Porter.

Cabe destacar, que Estados Unidos fue criticado por no haber actuado para frenar la escalada de violencia, tras haber bloqueado una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, informó la agencia de noticias AFP.

Este sábado, las autoridades israelíes se mantienen en alerta, con nuevas manifestaciones previstas en Cisjordania ocupada. Los palestinos conmemoran cada 15 de mayo la Nakba, la "catástrofe" que representa para ellos la creación de Israel en 1948. Cada año se producen violentos altercados con el ejército y los colonos israelíes.

La réplica de Hamas dejó un muerto en Israel (Twitter).

Las hostilidades son las más graves desde una gran ofensiva israelí contra  Hamas en Gaza en 2014. Israel llevó a cabo otras dos ofensivas desde que el movimiento islamista tomó el control de esa región con costa al mar Mediterráneo donde viven 2 millones de personas.