Protestas, la casi suspensión del torneo, futbolistas molestos, Lula bautizando el certamen como la “Copa de la Muerte” y un caso que llegó al máximo tribunal brasileño fueron algunos de los acontecimientos que tuvieron lugar desde que se confirmó la realización de la Copa América en Brasil. Debido a la cantidad de casos de coronavirus, los cuestionamientos a Jair Bolsonaro no se hicieron esperar.

Todo eso llegó a un pico este sábado, cuando se dio la manifestación más masiva en contra del presidente desde que asumió su cargo. Cientos de miles de personas distribuídas en 450 ciudades salieron a la calle a pedir la renuncia del jefe de estado por “genocidio sanitario”.

¿A qué se deben estas movilizaciones?

Estas voces se levantan cuando Brasil alcanzó los 500.000 fallecidos por Covid-19 y más de 17.000.000 de casos. Es por eso que cuando se oficializó la realización del torneo regional en el país, una buena parte de la población se mostró en contra junto con la oposición.

Bolsonaro afirmó que la realización de la Copa América "no representa un riesgo para la salud". 

El ex militar defiende sus números expresando que hay que aprender a convivir con el virus, privilegiando así la libertad de los brasileños y la economía, que creció un 1,2% en el primer trimestre de 2021. Además, se justifica en que la tasa de letalidad en el país es menor al promedio de Sudamérica.

El caso por la constitucionalidad de la disputa de la Copa llegó al máximo órgano judicial del país, el Supremo Tribunal Federal (STF), el cual falló por ajustada mayoría (apenas seis votos a favor) por la realización del certamen.

En cuanto a vacunas se refiere, solo el 11% de los brasileños está inmunizado con dos dosis, ya que el gobierno se ampara en el uso del remedio “cloroquina” que sirve para tratar la malaria. A su vez, tampoco han entusiasmado a la población para que se vacune, a tal punto que el propio Bolsonaro afirmó recientemente que infectarse es “más efectivo” que la vacuna.

Esto llevó a que en las manifestaciones se leyeran carteles como "Fuera Bolsonaro" y "Vacuna Ya”.

¿Qué dice la oposición?

" Brasil no se merece a Bolsonaro, hay que sacarlo por juicio político o por elecciones, lo que sea posible", expresó Fernando Haddad, ex candidato presidencial quien justamente fue derrotado por el actual presidente en 2018. En paralelo con las marchas, el máximo mandatario participó de un acto de la Marina en Río de Janeiro.

Por su parte, Lula da Silva, quien parece ser el hombre que le disputará la presidencia a Bolsonaro en el 2022, declaró que "500.000 muertos por una enfermedad para la que ya hay vacuna, en un país que ya fue referencia mundial en vacunación. El nombre de eso es genocidio. Mi solidaridad con las víctimas".

Más de 30.000 personas se movilizaron en Brasilia en frente de los ministerios. 

El presidente, que también es investigado por el Senado por su gestión sobre la pandemia, lanzó el pasado jueves dos nuevas medidas: el no uso de tapabocas por parte de los vacunados y expacientes de Covid-19, por un lado, y la idea de que como él ya tuvo coronavirus, no necesita ponerse la vacuna.

Recordemos que el 2022 será testigo del intento de reelección de Bolsonaro, quien llegó a su punto más bajo en popularidad el pasado mayo. Según las encuestas, si Lula decide presentarse podría derrotar al actual mandatario tanto en primera como en segunda vuelta, sin embargo, el presidente ya ha sido subestimado en el pasado y supo dar la sorpresa.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos