Una estudiante británica de 19 años llamada Maisie Relph, contó que quedó "petrificada" después de que su instructor de manejo de 52 años, Graham Mansie creó una cuenta falsa de Instagram para hacerse amigo de ella, perseguirla y vigilarla.

La chica venía sufriendo acoso aún después de dejar las clases y de mudarse a más de 300 kilómetros. El hombre estaba tan obsesionado que pagó un hacker para contactarse con ella a través de las redes.

El acosador tenía prohibido de por vida cualquier contacto con la chica y debía hacer rehabilitación. Sin embargo, la joven víctima dijo que no quiere que el hombre sea encarcelado.

“Todavía estoy aterrorizada, pero él necesita ayuda, no que lo encierren. La orden de restricción de por vida me da tranquilidad. Si hubiera ido a la cárcel, me preocuparía cuando salga", dijo la chica.

 

Graham Mansie, el instructor de manejo que acosó a la joven estudiante.

 

Mansie empezó a darle clases de manejo a la chica en Londres en 2020, cuando ella tenía 17 años. En su cumpleaños número 18,  le pidió que fuera a tomar una copa junto a él y creó un TikTok donde daba consejos de conducción y decía "Maisie mi favorita".

“El TikTok parecía un poco loco. Me hizo sentir muy incómoda. Y lloré cuando reprobé mi examen la primera vez. Las cosas realmente no se sentían bien”, afirmó la víctima.

 

Como si fuera poco, el hombre le dio a otra estudiante una bolsa de regalo para que se la diera a Maisie, con 80 dólares en cupones para restaurantes. Estos comportamientos pusieron incómoda a la joven y lo bloqueó en todas sus redes. 

Sin embargo, los problemas siguieron, y cuando ella se mudó lejos para ir a la universidad, el acosador creó una cuenta de Instagram haciéndose pasar por un estudiante de 18 años. De entrada, la perversa estrategia le funcionó y logró engañar a la chica.

Maisie Relph confía en que no sufrirá más acosos por parte del hombre.

Después de ser arrestado, el hombre admitió haberle pagado a algunas personas en la "Deep Web" o Internet profunda, para piratear las cuentas de la estudiante. 

La Policía le aconsejó a la adolescente que se cortara el pelo y que cambiara su apariencia mientras el acosador estaba en libertad bajo fianza, pero aun así, este se puso en contacto por WhatsApp para decirle: "Me acabas de matar".

Tras el juicio, Graham Mansie recibió ocho semanas de cárcel y 30 días de rehabilitación. También se le prohibió contactar a Maisie y se le dijo que pagara 380 dólares de costas judiciales y un recargo de 175 por víctima.

 

 

Según la Policía, en una ocasión, el padre de la adolescente llamó a Mansie diciéndole que era un pervertido, y que este le respondió diciendo: "Yo amo a tu hija, ya tiene 18".

La adolescente se pregunta si el acosador tenía un archivo sobre ella: "Él siempre decía, 'Agregaré eso al archivo', y siempre pensé que era una broma… ahora me pregunto si tenía un archivo sobre mí. La Policía todavía no me dijo todo lo que encontraron en su computadora".

Finalmente, confía en que de ahora en más va a estar más segura"La Policía dijo que irá a prisión por cinco años si rompe la orden, así que estoy bastante segura de que la cumplirá”.

Ver comentarios