La historia de la humanidad fue acompañada por una plaga que sigue más vigente que nunca: la guerra. Con formas distintas y diferentes tecnologías, azotaron al mundo entero a través de siglos, dejando "dramáticos y malvados" efectos.

Incluso en la actualidad, en la que para el papa Francisco se desarrolla una Tercera Guerra Mundial "a pedazos". Por eso, invitó este sábado a repasar esa situación y a reflexionar sobre las terribles consecuencias que provocan.

"Alcanzaría con que aprendiéramos a reflexionar con sabiduría y valor sobre los efectos dramáticos y malignos de la guerra, de las muchas guerras que han perturbado el viaje del hombre en esta tierra", expresó el jefe de la Iglesia católica, durante una reunión que mantuvo en Roma con los miembros de la Asociación italiana de profesores de Historia de la Iglesia.

Ante los académicos, aseguró que el estudio apasionado de la historia puede representar una importante enseñanza en el mundo actual: "La historia, estudiada con pasión, puede y debe enseñar mucho de nuestro 'hoy', tan disgregado y sediento de verdad, de paz y de justicia. Basta que, por medio de la historia, aprendamos a reflexionar con sabiduría y valentía sobre los efectos dramáticos y malignos de la guerra, de tantas guerras que han entorpecido el camino del hombre en esta tierra".

"La historia es ciertamente maestra de vida, pero tiene muy pocos alumnos", concluyó Francisco.