Después de enterarse del asunto, Jennair Gerardot planeó un "ataque calculado", dijo la policía. "Hubo correos electrónicos y mensajes de texto que indicaban lo que planeaba hacer", dijo el martes el superintendente de policía del municipio de Radnor, William Colarulo, en una conferencia de prensa.

La asesina tomó un tren de Delaware a la casa de Chapman en un tranquilo barrio residencial en Radnor, Pensilvania, y se metió en la vivienda. Apenas la víctima entró, recibió un tiro proveniente de un revólver Taurus Tracker .357. Luego de eso la autora del crimen se disparó a si misma, según fuentes policiales.

 

La víctima del caso.

Cuando la policía llegó en respuesta a las llamadas al 911, ambas mujeres yacían muertas cerca de la cocina.

La tragedia "sacudió al mundo" del municipio y el vecindario circundante, dijo el teniente de policía del municipio de Radnor, Christopher Flanagan, describiéndolo como una "comunidad cerrada" con muchos niños y familias. "Nadie quiere ver que algo así suceda en su vecindario", dijo.

Los Gerardots habían estado casados desde 1993, según los registros de la Biblioteca del Estado de Indiana, informó News Journal. Vivieron y trabajaron juntos en Indiana en una agencia de diseño de marca y paquete llamada Gerardot & Co., cofundada por Mark.